PRINCIPIOS QUE DEBEN GUIAR LA LABOR DEL TELETUTOR

La labor que realiza el teletutor, tanto con ayuda de los recursos disponibles en la plataforma como, en su caso, en las tutorías presenciales tiene un claro OBJETIVO: favorecer que el alumno tenga éxito en su aprendizaje.

Y, por tanto, ésta es la máxima que deberá guiar su labor ya que, si una vez finalizada la acción formativa, el alumno no ha adquirido la capacitación prevista, todos los esfuerzos habrán sido en vano. Es por tanto necesario garantizar el éxito pedagógico de la formación impartida. Sin esta garantía no se puede hablar de formación de calidad.

Los términos «calidad pedagógica» y «éxito pedagógico» se convierten así en términos equivalentes. Por este motivo la labor del tutor atenderá a los dos principios PEDAGÓGICOS que según la moderna pedagogía mejor garantizan la pretendida calidad pedagógica:

  1. Potenciar la “INTERACCIÓN” del alumno con el propio tutor, los demás alumnos y los contenidos del curso (ejercicios, casos prácticos, prácticas simuladas, etc). Se trata de “hacerle hacer al alumno” (APRENDER HACIENDO), desencadenando así el tipo de interacciones perseguidas
  2. Favorecer el aprendizaje eficaz: constructivo (basado en conocimientos previos), activo (protagonismo del alumno), cooperativo (entre alumnos) y contextualizado (próximo a la experiencia).

Sobre la base de los dos principios anteriores, nos atrevemos a aconsejar que la labor tutorial  esté guiada por  metodología “learning by doing” (aprender haciendo), que determina que el aprendizaje necesita apoyarse en los conocimientos ya adquiridos, y a partir de ahí ser capaz de aplicar ese aprendizaje en NUEVAS situaciones. Para ello se combinan los siguientes métodos didácticos:

  1. Aprendizaje por descubrimiento. El tutor propondrá actividades en la que el alumno tendrá la ocasión de poner en prácticas y asimilar los distintos conceptos introducidos.
  2. Proactividad en la acción tutorial. El tutor toma la iniciativa para dirigirse al alumno cada vez que identifique problemas de aprendizaje. En su relación con el alumno el tutor asumirá el papel de mediador, motivando al alumno a través del fomento del pensamiento crítico y la creatividad.

A partir de aquí iniciaremos una serie de artículos en los que describiremos detalladamente cuáles son las principales tareas del tutor que debe realizare e incorporar a sus “rutinas” al objeto de conseguir tanto incentivar el aprendizaje como promover las interacciones alumno-alumno y alumno-tutor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*