LA TELEFORMACIÓN EN LAS UNIVERSIDADES

El e-learning o aprendizaje electrónico se ha convertido en una herramienta fundamental tanto para las empresas como para las universidades. Según el informe de Docebo 2021, el e-learning representó ya en 2019 el 55% de todo el gasto global en capacitación. La evolución desde entonces ha sido espectacular. Basten algunos datos:

Muchas universidades ven en el elearning la posibilidad de ampliar su campus a la Red. Pero para que el e-learning sea efectivo, es importante  que las universidades cuenten con un buen sistema de gestión de contenidos y una plataforma robusta y fácil de usar. Además de lo anterior también es crucial que los profesores estén capacitados para diseñar y facilitar cursos online de calidad.

Sin embargo, el e-learning no está exento de desafíos. A menudo se critica por su falta de interactividad y por el hecho de que puede ser más difícil de seguir que el aprendizaje presencial. A pesar de estos desafíos, el e-learning es una forma de aprendizaje viable y eficaz que experimenta un constante crecimiento y suma cada vez más “adeptos”. Según un informe de eLearning Industry, el 98% de los estudiantes universitarios consideran que el e-learning es igual de efectivo o más efectivo que el aprendizaje presencial.

A medida que el e-learning continúa creciendo, las universidades están invirtiendo más en mejorar la calidad de sus programas. Esto incluye una mayor interactividad, brindar apoyo a los estudiantes y asegurarse de que los cursos sean accesibles para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*