SI TUS ALUMNOS SE DAN DE BAJA ¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

 

SI TUS ALUMNOS SE DAN DE BAJA ¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

En formación, especialmente en la formación reglada, existe una fuerte tendencia a creer que si un alumno “suspende” es culpa suya. El profesor está libre de toda culpa. El profesor es quien “aporta conocimiento al alumno” y quien juzga si éste lo ha adquirido. Si al alumno no aprende es porque no se ha esforzado lo suficiente, no ha estudiado lo que debía, no presta atención en clase, no tiene capacidad, se distrae continuamente, etc.

Además los porcentajes de fracaso escolar son muy elevados, en concreto cerca del 20% de los jóvenes españoles entre 18 y 24 años abandonan prematuramente el sistema educativo cada año.

¿Os imagináis que el 20% de los coches de una determinada marca dejasen de funcionar saliesen defectuosos de fábrica? ¿Y os imagináis que el fabricante dijese que no tiene ninguna responsabilidad en ello, que la culpa es del conductor?

Y ahora: ¿os imagináis que un tutor, cuyo trabajo es enseñar, diga que él no tiene ninguna responsabilidad en que los alumnos aprendan/aprueben?

Si tus alumnos no aprenden o sienten que no están aprendiendo, se aburren, se sienten abandonados (no hay nadie al otro lado de la pantalla) o solos en el curso (falta de interacción con otros alumnos, con el tutor o incluso con los contenidos) ABANDONARÁN. Y el tutor tendrá una buena parte de responsabilidad en que esto suceda porque en buena medida depende de él que los alumnos aprendan, que se despierte en ellos interés por aprender y que sientan la cercanía del tutor y del resto de compañeros.

Y si los alumnos se interesan, participan y adquieren la capacitación prevista, el MÉRITO SERÁ DEL TUTOR.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE INTERÉS. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario