Pararse a pensar para intentar superar la crisis

Desde que la crisis comenzó en el 2007 han pasado ya demasiados años, demasiados parados, demasiados cierres de empresas y mucha pérdida de esperanza. Todos conocemos empresas que han cerrado o van a cerrar, algunas de ellas referentes en su sector.

Dicen que se está produciendo una “selección natural” y que están cerrando las empresas que lo estaban haciendo mal. Yo no estoy de acuerdo, conozco empresas que trabajaban bien y han tenido que cerrar, muchas de ellas por problemas de tesorería porque de repente los bancos “cerraron el grifo” y ya no daban crédito, años más tarde siguen sin darlo, muchas microempresas se han visto encerradas en su falta de liquidez, algunas han perdido a clientes importantes porque la competencia es feroz y además han tenido algún que otro impagado. Muchas no han resistido el envite de la crisis.

En cambio hay otras muchas empresas que han resistido.

Es hora de pararse a pensar, es hora de analizar, planificar, sistematizar procesos, ejecutar y evaluar. Es el momento estrella para la planificación estratégica. Pensemos, miremos alrededor, miremos en el interior y volvamos a pensar.

En FORTEC estamos desarrollando un proyecto como entidad colaboradora cuyo objetivo es llegar a diseñar y poner a disposición de las empresas estrategias que puedan ayudarles a afrontar esta situación tan complicada. Estamos hablando con empresas que han puesto en marcha actuaciones exitosas y que les está funcionando, averiguamos la formación que han necesitado sus trabajadores para la puesta en marcha de esas estrategias y además con el aliciente de que son casos reales.

También hemos estudiado los principales cambios acontecidos en el entorno, hemos detectado ventajas competitivas de la zona objetivo, estamos identificando Buenas Prácticas de gestión estratégica. Cuando la investigación termine tendremos como resultado algunas estrategias exitosas, todas ellas empiezan por una buena planificación estratégica.

No hay estrategia exitosa que no haya sido previamente planificada, puede haber éxito o “suerte” pero si no ha sido planificado no puede llamarse estrategia. De ahí la importancia de lo que muchos empresarios me están diciendo al hablar con ellos: “nos hemos parado a pensar”.

Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS DE INTERÉS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario