Nociones para un aprendizaje eficaz

secretaria.wordpress.com

Cuando se habla de eficacia del proceso enseñanza-aprendizaje habría que entender de qué manera aprenden los alumnos y cuál es la mejor manera de que aprendan, esto es, qué estilos de aprendizaje existen y qué métodos didácticos se van a utilizar para que el proceso conlleve el éxito deseado.

Métodos de aprendizaje

Los métodos de enseñanza-aprendizaje pueden clasificarse de manera general teniendo en cuenta diferentes factores que van desde la impartición de la materia hasta la propia organización del centro formativo.

De esta manera, en la clasificación de los métodos deben tenerse en cuenta ítems como:

  • La forma de razonamiento.
  • La coordinación de la materia.
  • La concretización de la enseñanza.
  • La sistematización de la materia.
  • Las actividades desarrolladas por el alumno durante el proceso de aprendizaje.
  • La globalización de los conocimientos.
  • La relación del profesor con el alumno.
  • La aceptación de lo que se ha enseñado.
  • El trabajo del alumno.

Teniendo en cuenta estos aspectos podrían considerarse tres métodos didácticos que son, además, los que mejor se adaptan a la formación impartida utilizando tecnologías de la información y la comunicación: el significativo, el constructivo y el colaborativo.

  • El aprendizaje significativo es aquel en el que el alumno se convierte en motor de su propio proceso de aprendizaje, al modificar él mismo sus esquemas de aprendizaje. Esto se traduce en que el alumno es capaz de utilizar lo aprendido en situaciones reales. Por lo tanto, para alcanzar una asimilación de los conocimientos, el aprendizaje requiere de situaciones y modelos cercanos a las experiencias reales del alumno. Igualmente, el aprendizaje significativo implica una memorización comprensiva: los aprendizajes deben integrarse en un conjunto de relaciones conceptuales del propio alumno, que modificarán sus esquemas de conocimiento.
  • El aprendizaje constructivo se refiere a la capacidad que tiene el alumno para establecer relaciones sustantivas y no arbitrarias entre los nuevos conocimientos y los antiguos. Por esta razón, el aprendizaje necesita estar fundamentado en lo que ya se sabe y a partir de allí se construye el nuevo conocimiento: no se trata sólo de un proceso de asimilar información, sino que se es capaz de transferir el aprendizaje a situaciones nuevas. Un aspecto fundamental en este tipo de aprendizaje es la motivación, ya que se requiere una elaboración cognitiva compleja en la que el alumno deberá seleccionar conocimientos, aplicarlos a nuevas situaciones, revisarlos, modificarlos, reestructurarlos y, por supuesto, comprenderlos.
  • Por último, el aprendizaje colaborativo, también entendido como aprendizaje en grupo, se refiere a un conjunto de métodos encaminados al trabajo grupal de los estudiantes en las diferentes tareas de aprendizaje. De esta manera, el alumno se convierte en un participante activo del proceso y construye sus conocimientos mediante la interacción con los otros alumnos, y con los tutores, profesores o instructores. Con esto nos estamos refiriendo, fundamentalmente, a los procesos comunicativos que se producen en el aprendizaje, entendiendo la didáctica también desde un punto de vista de las teorías de la comunicación.

En los siguientes post, hablaremos de más nociones del aprendizaje eficaz como el estilo de aprendizaje y sus características.

 

Esta entrada fue publicada en CÓMO EVALUAR LOS RESULTADOS DE FORMACIÓN PARA EL EMPLEO y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>